Blog links

Featured Posts

Recent Posts

About us

Popular Posts

Caruana Habla de Su Vida y el Ajedrez


Este delgado italiano llegó casi de la nada. Sin embargo, la palabra "vino" no es adecuada. Voló, irrumpió en la escena... Parece que fue ayer que Caruana estaba jugando en interminables torneos abiertos y en campeonatos por equipos. Hoy, ¡Fabiano ya está compitiendo en igualdad de condiciones con la élite mundial! Sorprendentemente para el ajedrez moderno se las ha arreglado para eludir la fase "intermedia" de torneos cerrados promedio - de la pobreza a la riqueza.
Su biografía será más interesante que algunas novelas. Después de haber aprendido a jugar al ajedrez a los 10 años, ya a los 12 sus padres decideron llevarlo al profesionalismo - y se fueron a buscar fortuna en Europa. Estudió con un entrenador, luego otro, luego un tercero, trasladándose entre ciudades y países de todo el mundo con una sorprendente capacidad para trabajar duro y una gran sed por adquirir conocimientos ajedrecísticos. Absorbió todo como una esponja. Y jugaba y jugaba y jugaba... La mayoría de los adultos no hubiera resistido un ritmo tan exigente, ¡pero este chico no le dio importancia!
 
Y por lo tanto, pocos se sorprendieron cuando se disparó hacia la cima al ganar decenas de circuitos abiertos y campeonatos para niños y por equipos, para finalmente aparecer ante nosotros como un "jugador de 2700", sin miedo a nadie y dispuesto a escribir una nueva página en la historia del ajedrez...
 
Caruana es un típico nihilista que quiere cambiar el mundo. ¿Podrá hacerlo? Si Fabiano sigue con el mismo espíritu, no se puede descartar que en un año o dos vayamos a estar cantando sus alabanzas y no las de Carlsen o Aronian. Por ahora, sin embargo - conozcámoslo.
 
Evgeny Atarov: Fabiano, ¿te acuerdas del día en que te introdujeron al ajedrez? ¿Te arrepientes haberte dedicado a este juego?
Fabiano Caruana: 
Aprendí a jugar bastante tarde, cuando yo acababa de terminar la escuela primaria. En ese momento yo tenía unos 10 años de edad...
Sucedió completamente por accidente. Mi teléfono móvil resultó tener un juego de ajedrez en él, y yo estaba curioso por saber qué clase de juego era - así que aprendí las reglas. Al principio era sólo una distracción, pero me atrapó tanto que sólo dos años después, cuando tenía 12, empecé mi carrera profesional en el ajedrez.
 
Е.А.: ¡¿Una carrera profesional a los 12 años?! Seguramente estás exagerando...
 
FC: No, a los 12 años ya estaba trabajando constantemente y empecé a viajar a torneos, así que no creo que sea una exageración. Todo sucedió rápidamente para mí.
 
Е.А.: ¿Qué más te llamaba la atención en esos años?
 
FC: Por lo que recuerdo, siempre hice mucho deporte. Por encima de todo, squash... y tenis también. Pero eso fue muchos, muchos años atrás...
 
Е.А.: ¿Qué fue lo que te atrajo del ajedrez e hizo que lo eligieras?
 
F.C.: Es un juego muy complejo. Puedes pasar veinte años consecutivos estudiándolo, pero siempre continúas encontrando debilidades en tu juego y debes mejorar constantemente. Me gusta crecer y aprender cosas nuevas... ¡Cuanto más aprendes, más quieres aprender!
 
Y si se toma una mirada cercana a los jugadores más fuertes, es evidente que entre ellos se encuentran dos jugadores mayores de 40 años y algunos chicos muy jóvenes... Se puede alcanzar el éxito en el ajedrez rápidamente, pero en algún momento, se hace difícil seguir creciendo.
 
Е.А.: ¡Antes se pensaba que el ajedrez enseñaba a ser pacientes y lo que se necesita para crecer poco a poco!
 
FC: La aparición de las computadoras ha alterado radicalmente la situación. Ahora se puede avanzar muy rápidamente: con talento y estudio constante. Pero, después de llegar a cierto nivel, se hace muy, muy difícil hacerse más fuerte.
 
Е.А.: ¿Sientes la necesidad de jugar y estudiar constantemente?
 
F.C.: Por encima de todo - ¡de jugar! Puedo decir que me da gran placer la sensación de rivalidad. Mi entrenamiento ahora implica una enorme cantidad de trabajo con computadoras, donde hay que ser creativo. La máquina es buena para refutar, pero uno tiene que crear por su cuenta. Lo que más me gusta es el proceso de jugar, ya que mi oponente y yo estamos en igualdad de condiciones: él tiene alguna idea, yo tengo otra...
 
Е.А.: ¿Qué objetivo te marcas cuando te sientas en el tablero? ¿Quieres obtener placer del juego o ganar y conseguir un punto para la tabla de posiciones?
 
F.C.: Para mí el ajedrez es una lucha. Por encima de todo, yo quiero ganar. Por supuesto que me gusta cuando me las arreglo para crear algo especial en el tablero: una hermosa idea o algo que podré mirar en retrospectiva con placer...
 
Е.А.: En la URSS el ajedrez era considerado un juego que combina el arte, la ciencia y el deporte. Y cada una de estas áreas tiene sus adeptos. ¿Dónde encajas en esta clasificación?
 
F.C.: Es difícil para mí dar una respuesta clara. Es probable que en todas ellas al mismo tiempo... A veces tengo la necesidad de jugar creativamente, tengo un gran deseo por sacrificar algo y atacar. De vez en cuando pienso en mí mismo como un investigador, sobre todo cuando me encuentro con algo que no es conocido todavía. Luego me siento frente a la computadora en casa y analizo... Pero, por supuesto, en la mayoría de los casos soy un deportista. El público exige resultados y quiere verte tomar la mejor decisión en cualquier posición. Después de todo, son los resultados deportivos los que determinan dónde te encuentras en este mundo... No estoy completamente entregado al lado deportivo de nuestra profesión, pero este tiene una gran influencia en la toma de decisiones.
 
Е.А.: No he seguido la vida del ajedrez durante unos años, pero francamente me sorprendí cuando descubrí inesperadamente a un ajedrecista italiano en la lista de los Top 100, y luego cada vez más alto. Conozco bien a los italianos - futbolistas, pilotos de carreras, esquiadores y ciclistas. Pero, ¿cómo ha aparecido un jugador de ajedrez y ha entrado en el Top 10 en un país sin una tradición ajedrecística?
 
F.C.: No tengo una respuesta. Eso es probablemente porque no nací en Italia y estoy recién aprendiendo sobre mi patria histórica. Cabe señalar, sin embargo, que hay un verdadero culto al deporte en Italia, con muchos atletas fuertes en varios deportes.
 
Por supuesto que todos los niños de este país tienen el sueño de convertirse en futbolistas. ¿Qué pasa con el ajedrez? En realidad no lo sé... ¿Tal vez sea un punto de inflexión? Algún tipo de anomalía.
 
Е.А.: Antes de ti, hubo un fenómeno del ajedrez moderno - Anand , quien también se convirtió en un destacado jugador en un país sin una seria tradición ajedrecística... ¿Qué fue lo que hizo que decidas convertirte en un jugador de ajedrez profesional a la edad de 12 años?
 
FC: Como he dicho antes, al principio simplemente jugar por diversión, pero luego empecé a ser mejor y mejor, y pensé: ¿por qué no? Rápidamente me convertí en el mejor en mi grupo de edad, y luego tuve más éxito en poco tiempo.
Е.А.: ¿Qué piensa tu familia acerca de tu pasión por el ajedrez?
 
FC: Mis padres siempre me han apoyado en todo lo que hice. Para ellos lo más importante era que sus hijos sean felices, y no era tan importante qué era exactamente lo que hicieran. Lo trataron con normalidad cuando les dije que quería ser un jugador de ajedrez.
 
Е.А.: ¿Tienes una familia grande?
 
FC: Tengo un hermano y una hermana, y son mucho mayores que yo. Mi hermana tiene 40 años, mientras que mi hermano es aún mayor que ella. Cada uno de ellos tiene su familia, hijos...
 
Е.А.: ¿Alguno de ellos juega al ajedrez?
 
FC: Sólo mi padre y mi hermano, y sólo un poco.
 
Е.А.: ¿Alguna vez has jugado contra ellos?
 
F.C.: Un par de veces, cuando todavía era pequeño. No estaban tan atraídos por el juego, y yo tampoco.
 
Е.А.: Sin embargo, muchos consideran que tu padre se obsesionó con la carrera de su hijo...
 
F.C.: Creo que eso es una exageración. Mi padre realmente ha hecho mucho por mí y por mi desarrollo como ajedrecista, pero yo no diría que lo obsesiona.
 
Е.А.: Pero, viajar al extranjero por tu carrera, primero a España y luego a Hungría, ¿no es obsesivo? No se encuentran muchos padres así...
 
FC: Mis padres realmente querían ayudarme a cumplir mi potencial, y les estoy agradecido por eso.
 
Е.А.: ¿Y cuál fue tu primer paso cuando decidiste convertirte en un profesional del ajedrez?
 
FC: Nos dimos cuenta de que para tener éxito era necesario estudiar mucho. En ese momento yo no entendía lo que necesitaba. Al principio traté de trabajar por mi cuenta: usando libros y revistas, y pasé muchas horas frente al tablero.
 
Creo que fue una etapa muy importante en la que adquirí el hábito de trabajar. Entonces empecé a estudiar con Bruce Pandolfini y Miron Sher - que todavía estaba en los Estados Unidos. Entonces tuve una serie de entrenadores, y recogí algo de cada uno de ellos...
 
En los últimos dos años he estado trabajando muy de cerca y constantemente con Vladimir Chuchelov. Estoy muy contento por haber conseguido convencerlo de que trabaje conmigo, y espero que trabajemos juntos por un largo tiempo. Es un entrenador maravilloso que sabe mucho y es capaz de inspirar.
Е.А.: Durante tus viajes por Europa llegaste a trabajar con Alexander Chernin, Alexander Beliavsky y Yuri Razuvaev. Antes de eso estuviste con el buen metodólogo Boris Zlotnik. ¿Te describirías como un producto de la escuela soviética de ajedrez?
 
FC: Creo que eso sería ir demasiado lejos, pero tomé mucho de ellos y todavía recuerdo sus lecciones al embarcarme en algo nuevo. Nunca se puede saber demasiado...
 
Е.А.: Y, ¿cómo describirías tu estilo de ajedrez? ¿Eres un jugador táctico, un estratega?
 
F. C.: Yo no lo valoro en esas categorías. Me parece que soy un buen luchador. Me gusta jugar en diferentes tipos de posición, tanto tácticas como estratégicas. No puedo decir que exista algo que quiera evitar. Puedo atacar en un tablero lleno de piezas o maniobrar en una posición más o menos equilibrada, y no tengo nada contra los finales.
 
Е.А.: Por supuesto que esto es comprensible hoy en día, pero ¿cómo jugabas cuando eras pequeño?
 
FC: Oh, entonces yo prefería atacar todo el tiempo. Realmente me encantaba sacrificar piezas para destruir al rey enemigo. He jugado así durante mucho tiempo, pero cuando fui ascendiendo me di cuenta de que son muy pocas las veces que se puede ganar con un ataque directo... tenía que ser universal, aprender a maniobrar y defender, etcétera.
 
Е.А.: ¿Tienes un ídolo en el ajedrez?
 
FC: Es difícil de decir... Hay un montón de jugadores fuertes cuyas partidas he estudiado. No es tan fácil elegir. Es probable que los que hicieron la impresión más fuerte en mí fueron Kasparov y Fischer. Creo que son los dos mejores jugadores de la historia. Todavía conozco muchas de sus partidas de memoria, y me gusta descubrir algo nuevo.
 
Е.А.: Muchos niños literalmente se enamoran del ajedrez cuando empiezan a jugar, pero luego poco a poco, a medida que siguen trabajando, el amor desaparece y se sustituye por la necesidad. Después de tantos años de duro esfuerzo, ¿has perdido tu amor por el ajedrez?
 
FC: Es, sin duda, difícil mantener esa fascinación inicial por toda la vida. Es la misma historia conmigo, pero puedes creerme cuando te digo que no odio al ajedrez... Al pasar los años, me han empezado a gustar más algunas cosas en el ajedrez y otras menos, pero siempre encuentro algo especial para mí. ¡Estoy bien! El ajedrez abre una gran cantidad de posibilidades atractivas para un jugador. Es suficiente mencionar que se puede ir a ver el mundo.
 
Е.А.: Pero sin embargo, ¿qué pasa con ese amor inicial?
 
F.C.: Hmm... Probablemente sí. Nunca he pensado en ello, pero ya que lo preguntas, sí -
Siento un enorme placer cuando me siento frente a un tablero de ajedrez. ¡Todas las veces!
Е.А.: Se sabe bien que hay ajedrecistas investigadores y ajedrecistas prácticos. Dudo que siquiera valga la pena preguntar en qué categoría está Caruana...
 
FC: ¿Me vas a contar como un jugador puramente práctico?
 
Е.А.: ¿Ese no es el caso?
 
F.C. : Me gustan los dos aspectos del ajedrez. Por supuesto, de vez en cuando me da pereza como a todo el mundo y no estoy siempre perfectamente preparado para una partida. Y, sin duda, me siento atraído por el ajedrez como un juego, como un enfrentamiento. Pero eso no quiere decir que no estoy interesado en trabajar en el ajedrez... Admiro a Kramnik y su capacidad de encontrar diamantes donde otros no ven nada en absoluto, pero también me gusta el enfoque de Carlsen. A menudo sabe menos que sus rivales, pero es capaz de generar una pelea de la nada...
Е.А.: ¿Qué tiene que hacer un jugador de ajedrez profesional para seguir creciendo?
FC: Por encima de todo, no disminuir las exigencias que se puso a sí mismo. Hay que trabajar constantemente sin darse descansos o concesiones. Es muy importante, en mi opinión, mantener constantemente una buena condición, es decir, constantemente estar conectado con el juego. ¡Tienes que estar "al día"!, y si no estás sentado directamente en el tablero, debes estudiar y seguir lo que está pasando a tu alrededor... Hay que seguir mejorando, siempre buscando y aprendiendo algo nuevo. Si tienes talento y haces todo esto, vas a seguir creciendo. Yo no creo que haya ninguna otra receta para mejorar.
 
Е.А.: Haré la pregunta que surge con frecuencia. ¿De dónde obtienes la fuerza para dedicarte a estudiar y jugar así? ¿No tienes ningún problema con la energía?
 
F.C.: Sí, el ajedrez requiere mucha energía. Después de jugar una partida de 7 horas, estás a menudo en el punto de colapso de la fatiga... Todo eso es cierto, pero no es un problema para mí. No me canso tanto como otros mientras juego. No sé cuál es el problema, y tal vez es una característica de mi fisiología. Rápidamente recupero mi energía.
 
Е.А.: ¿Te mantienes en forma, de alguna manera? ¿Ejercicio, pesas, tal vez?
 
F.C.: No se puede vivir sin eso. Voy al gimnasio y camino mucho...
 
Е.А.: ¿Le dedicas mucho tiempo a eso?
 
F.C.: Trato de hacer algo todos los días.
 
Е.А.: ¿Incluso durante los torneos?
 
F.C.: Eso es más difícil, pero lo intento...
 
Е.А.: ¿Cómo te sientes después de jugar 20 partidas en un mes?
 
FC: Varía... De vez en cuando es un problema, pero a veces ni me percato de ello. El trabajo constante hace que mi cuerpo se acostumbre a esto, y trato de no exagerar. Sigo mi calendario de juego.
 
Е.А.: En los últimos años, tu rating ha ascendido rápidamente... ¿Esto fue una sorpresa para ti? Después de todo, es imposible que siga ascendiendo todo el tiempo...
 
F.C.: ¿Por qué no? Sí, no se pueden ganar todas las partidas, pero cuando termina el torneo con una resultado positivo después de una buena y alta calidad de trabajo - es normal. No me parece que he recogido más de lo que merecía. Simplemente hice mi trabajo.
 
Е.А.: Pareciera que ni te diste cuenta de la barrera cuando pasaste directamente de ser un jugador nuevo a formar parte de la élite mundial... ¿Por qué seguiste jugando en los torneos abiertos cuando tu rating ya había cruzado la marca de 2750? Y después de todo, ¡continuaste ganando puntos en esos torneos!
 
FC: Realmente parecía raro, pero no fue un problema para mí. Yo quería jugar en lugar de rechazar ofertas. Por encima de todo, lo hice para no perder el impulso y para mantenerme en forma constantemente. Pero, por supuesto, ¡hay que darse cuenta de que se están tomando riesgos cuando se juega tanto! Si te cansas y pierdes una o dos partidas, pierdes de forma inmediata un montón de puntos de rating. Pero... tuve suerte y no perdí nada. ¿Tal vez simplemente soy un hombre con suerte? No lo sé. Pero he dejado eso ahora.
Е.А.: Todos hemos visto que eres capaz de jugar 20 o más partidas al mes. ¿Sigues obteniendo placer al sentarte frente al tablero con tanta frecuencia?
 
F.C.: No siempre. No se puede obtener el mismo placer por jugar en todas los partidas. A veces simplemente estoy cansado, pero trato de disfrutar el proceso de jugar cada partida en lugar de empezar a pensar que ya jugué ayer, antes de ayer y que voy a tener que jugar de nuevo mañana. Después de todo, es mi trabajo y debo hacerlo bien.
 
Е.А.: ¿Cómo fue el proceso de pasar de una oposición promedio a jugar contra los jugadores de élite?
 
FC: Esa es una pregunta muy difícil, y es imposible dar una respuesta rápida. He trabajado mucho...
 
Е.А.: ¿Tuviste que cambiar algo en ti mismo, en tu enfoque hacia el ajedrez?
 
F.C.: ¡No!
 
Е.А.: ¿Te continuaste preparando como lo hacías antes? ¿Nada nuevo?
 
F.C.: Lo que sucede es que los métodos eran correctos. No tuve la necesidad de reformar fundamentalmente nada en mi juego. Sí, se hizo mucho más difícil en la apertura. Tuve que reconsiderar algunos aspectos de mi juego, para mejorar en ciertas áreas, pero no requerí realizar ninguna nueva evaluación general de lo que había estado haciendo antes.
 
Е.А.: ¿Quieres decir que hay algún tipo de método universal?
 
F.C.: No hay nada nuevo. Mucho trabajo duro...
 
Е.А.: ¿Y a nivel psicológico? ¿No te pusiste nervioso la primera vez que te sentaste frente a Kramnik, Anand, Carlsen? ¿Sentiste su fuerza?
 
FC: Sí, el aspecto psicológico es crucial. Es necesario comprender que también son personas, que ellos también tienen puntos débiles y también pueden equivocarse.
 
Е.А.: ¿Se hizo más fácil con esa actitud?
 
F.C.: Evitó que caiga en una ansiedad innecesaria.
 
Е.А.: ¿Y eso fue todo? Sin noches de insomnio, sin reacondicionar tu repertorio de aperturas...
 
FC: No, tengo que trabajar mucho más duro en la apertura que antes, pero en el panorama general no hay problema. Puedo manejarlo. Mi entrenador me ayuda mucho.
 
Е.А.: ¿Cuántos torneos de primer nivel has jugado en tu vida?
 
F.C.: Wijk aan Zee y el Memorial Tal. Hay torneos que fueron un poco más débiles: Reggio-Emilia, Biel y Dortmund, que probablemente no podría describirse como súper-torneo.
Е.А.: ¿Qué piensas acerca de los torneos en los que no hay oportunidad de relajarse, o de ganar "puntos garantizados", cuando cada día hay un oponente más fuerte esperando?
 
F.C.: Es normal y me gusta. Por supuesto, en la mayoría de los torneos hay uno o dos jugadores locales que son más débiles que los demás, aunque eso no sucede en Rusia, por ejemplo, donde se encuentran la mayor parte de los mejores jugadores del mundo. Cuando no tienes la opción de recuperar el aliento, es difícil. Hay que buscar algún tipo de reservas internas. Por ejemplo, puedes vencer a Kramnik y al día siguiente tienes que jugar otra vez y tu rival no es muy inferior a él. Eso es inusual para mí.
 
Е.А.: Cuando estos torneos están a punto de comenzar, ¿qué piensas respecto a tus posibilidades de victoria?
 
FC: Por supuesto, antes del inicio pienso en el lugar que podría ocupar, y sobre mis posibilidades de victoria. Y si no estás pensando en el primer lugar, es probable que no valga la pena jugar. Me doy cuenta de que si doy todo lo que tengo, inevitablemente tendré más opciones, incluso contra los mejores. Yo creo en eso...
 
A fin de cuentas, probablemente todavía no puedo esperar ganar este tipo de eventos, pero nadie puede evitar que tenga sueños y esperanzas. Y trato de usar mis oportunidades.
 
Е.А.: ¿En qué medida el resultado en cualquier torneo en particular depende de tu forma, y ​tienes algún medio para ponerte en forma? Tanto en Moscú como en Dortmund, no mostraste lo que eras capaz de hacer en las primeras rondas...
 
F.C.: Sí, eso es cierto. Tuve un comienzo indiferente. En Moscú perdí contra Morozevich en la primera ronda, mientras que en Dortmund perdí en la segunda ante Ponomariov. En ambos casos, sin embargo, las cosas mejoraron después de eso.
 
Е.А.: ¿Qué pensaste después de que Morozevich "te destrozó"?
 
FC: Nada en absoluto: a veces se gana, a veces se pierde... No creo que valga la pena detenerse tanto en el resultado de una sola partida. No sucedió nada fuera de lo común. Estaba satisfecho antes de la partida: ya le había ganado y ya había perdido contra él. No vale la pena sacar conclusiones de gran alcance con el resultado de una partida. Por supuesto, después de la partida no estaba muy satisfecho, pero no me iba a martirizar por eso: todavía quedaba un largo camino por recorrer, lo que se demostró por la forma en la que el torneo se desarrolló después de eso.
 
Е.А.: ¿Te resulta fácil suprimir tus emociones después de una partida, sobre todo después de una derrota?
 
F.C.: Le hago frente a lo sucedido. Hay nuevas partidas por delante y hay que pensar en ellas y no llorar por la leche derramada. Tenía blancas en la siguiente partida, así que necesitaba tratar de aprovechar esa oportunidad para ganar.
No creo que haya que pensar demasiado en cualquier partida en particular. Si sigues haciendo eso, simplemente no serás capaz de seguir jugando...
Е.А.: Es notable que, de alguna manera, logras no pensar en tu posición en el torneo. ¿Tiene un "programa" de cómo reaccionar si tienes un buen comienzo en un torneo o si, por el contrario, debes recuperar terreno cuando las cosas no van bien?
 
F.C.: No, yo juego cada partida a la vez. ¡La posición del torneo o cómo he jugado contra ese oponente en el pasado no debería influir en mi juego!
 
Е.А.: Sí, en Moscú comenzaste con -1, y en Dortmund tenías -1, pero en ambos casos, en algún momento llegaste al primer lugar. ¿Podrías describir los momentos claves de estas luchas?
 
FC: Sí, en Moscú fue probablemente en la segunda ronda, cuando escapé de una situación difícil contra Nakamura, a pesar de tener blancas. Luego las cosas se pusieron más fáciles: vencí con confianza a Tomashevsky (él no conocía bien la variante y de inmediato obtuve una posición ganadora), y luego también superé a McShane y a Kramnik (con inesperada facilidad).
Е.А.: ¿Qué pensaste en la víspera de tu encuentro contra Kramnik?
 
F. C.: Estaba en un estado de ánimo optimista. Me di cuenta de que tenía posibilidades de ganar.
 
Е.А.: ¿Había alguna motivación que te empujaba?
 
F.C.: Probablemente se trataba simplemente de que me sentía bien. Antes de esto, había sobrevivido a una situación desesperada contra Radjabov (jugué muy mal en la apertura y casi de inmediato terminé en una situación sin salida), mientras que Kramnik perdió ante McShane en una partida que fue muy dura en todos los aspectos. Pensé que contra esta situación psicológica, no sería tan fácil para él... Después de todo, antes él también había jugado una partida de siete horas contra Tomashevsky. Aunque Vladimir logró ganar la partida en el final, lo hizo con gran dificultad.
 
Е.А.: Espera un momento, dijiste que no tomabas en cuenta este tipo de cosas...
 
FC: He dicho que las emociones y los recuerdos no deben influir en tu preparación para una partida. Pero el hecho de que un rival esté agotado y quizás esté en una forma inferior a la ideal - eso es algo que hay que saber. Te puede ayudar a elegir una apertura, o en la forma de jugar...
 
Е.А.: ¿Eso te sirvió en tu primera partida contra Kramnik?
 
FC: Sí, jugué la Apertura Escocesa, que nunca había jugado antes. Eso debe haber sido una sorpresa para él y, al mismo tiempo, le hizo plantearse una pregunta: ¿Estoy listo para entrar en una lucha real? Yo estaba listo para jugar, y realmenté hice un esfuerzo en esa partida.
 
Е.А.: ¡Mucha gente se sorprendió por la forma pura y concreta con la que jugaste!
 
F.C.: Gracias. Kramnik es un gran jugador, un ex campeón del mundo y... un jugador que rara vez pierde. Fue un gran honor vencerlo. Yo estaba muy feliz.
 
Е.А.: ¿Qué pensaste en ese momento acerca de tus posibilidades de victoria en un torneo de categoría 20?
 
F.C.: Que eran muy altas. Tuve suerte con los criterios de desempate también, pues yo hubiera sido el primero pase lo que pase, con tal de que no pierda en la última ronda.
 
Е.А.: Pero era Aronian y jugabas con negras...
 
FC: Todo eso es cierto, pero incluso contra Aronian es desagradable conseguir una situación sin salida justo después de la apertura. Simplemente me olvidé de la variante que había preparado para la partida.
 
Е.А.: ¿Eso te suele suceder?
 
FC: Me parecía que si esto no se podía descartar completamente, al menos era extremadamente improbable...
 
Е.А.: ¿Nervios?
 
F.C.: Tal vez. No he analizado la situación en detalle. Estas cosas pasan...
 
Е.А.: ¿Pero el hecho de que dejaste escapar la victoria del torneo realmente te molesta?
 
F.C.: Sí, por supuesto. Siempre que hay una posibilidad de ganar un torneo que sólo depende de ti y dejas pasar la oportunidad, es realmente molesto. Esa habría sido la victoria más importante de mi carrera ajedrecística. Pero ¿qué se puede decir? Fue completamente mi culpa.
 
Е.А.: ¿Qué piensas cuando miras a Carlsen y sus numerosas victorias?
 
F. C.: ¿Qué se puede decir? Bien hecho. Magnus ha ganado más torneos fuertes de los que podría mencionar. Sin duda, en este momento es el mejor jugador del mundo.
 
Е.А.: ¿Qué hace que se destaque entre los demás jugadores fuertes?
 
FC: Su enfoque extremo en los resultados y su habilidad para recobrar la compostura en el momento requerido. Tiene un montón de méritos, pero los conoces todos muy bien. Es simplemente el mejor...
 
Е.А.: ¿Te gustaría parecerte a Magnus en algún aspecto?
 
F.C.: Sí. Tengo que trabajar y mejorar, pero para poder llegar a ser tan invulnerable como él, el deseo por sí solo no es suficiente. ¡Él tiene un conocimiento muy profundo del ajedrez!
 
Е.А.: En cuanto al resultado de Dortmund y la forma en que te abriste paso hasta la cima, se puede concluir que sus "lecciones" fueron muy útiles para ti.
 
F.C.: El torneo realmente no fue tan fácil. Empecé mal una vez más. En la primera ronda podría haber perdido contra Naiditsch: metí la pata y obtuve una posición difícil, pero él no vio algo y terminamos empatando. En la segunda perdí contra Ponomariov... Si no hubiera vencido inmediatamente a Fridman, habría sido difícil, pero en este caso hubo tiempo para recuperarse.
 
Е.А.: Y entonces casi perdiste contra Leko.
 
F.C.: Una partida difícil. Esa era una nueva apertura para mí... De hecho, experimenté mucho en la apertura en Dortmund. Bueno, Leko resultó estar preparado, pero yo simplemente no tenía otra opción. Todo lo que quedaba era esperar algo basado en los matices tácticos de la posición.
 
Е.А.: ¿Qué sentiste después de la partida contra Meier? ¿Decepción, ira contra ti mismo?
 
F.C.: Definitivamente no era ira. Me di cuenta de que no había visto algo en alguna parte y luego la computadora me mostró la solución, pero... no me decepcioné pues había llevado muy bien la partida y había logrado imponer mi voluntad sobre mi oponente. Esos tipos de partidas ocurren todo el tiempo. No es nada.
 
Е.А.: Y entonces... ¡otra vez te sentaste a jugar contra Kramnik con blancas!
 
F.C.: ¡Sí! Y de nuevo, luego de que Kramnik había jugado una partida larga, esta vez contra Leko. Una vez más, él tenía un trasfondo psicológico negativo: había conseguido una gran ventaja, pero no pudo ganar.
 
Е.А.: Dio la impresión de que a partir de cierto momento, él jugó como si estuviera condenado...
 
F.C.: Es cierto que no fue su mejor partida.
 
Е.А.: ¿Qué piensas acerca de tu 2 de 2 contra Kramnik?
 
FC: Sí, es un resultado agradable, pero ya he dicho lo que pienso acerca de los resultados entre jugadores - sólo tienen un interés histórico, y no influirán de ninguna manera en lo que vaya a pasar con esos jugadores en la próxima partida que jueguen entre sí.
Е.А.: ¿Fue agradable terminar primero en Dortmund?
 
F.C.: Muy agradable. ¡Fue mi primer éxito de ese tipo!
 
Е.А.: ¿Qué piensas ahora, cuando ves tu rating?
 
FC: No se ve mal, y me alegro muchísimo de haber logrado avanzar. Yo doy todo en cada partida y en cada torneo, y no tengo pensado dar marcha atrás.
 
Е.А.: Después de tu éxito en el Memorial Tal y tu victoria en Dortmund, probablemente has entrado en el grupo de jugadores que los organizadores de cada torneo grande quiere ver...
 
F.C.: Eso espero. Demasiadas invitaciones son mejores que demasiado pocas. Es agradable cuando puedes elegir. Probablemente voy a jugar con una frecuencia algo menor, por lo que tendré que aprovechar mis oportunidades. ¡Aún puedo decir que estoy listo para jugar en cualquier torneo!
 
Е.А.: Hemos estado hablando sólo acerca de los torneos, y acerca del rating... Pero, ¿tienes un objetivo general en el ajedrez? ¿Quieres, por ejemplo, convertirte en Campeón del Mundo?
 
FC: Sí, esa es la meta de todos los jugadores de ajedrez de primer nivel. En este momento no tengo ninguna posibilidad de participar en la clasificación porque no estoy en el ciclo, pero voy a poner todo mi empeño para conseguir entrar en el próximo Torneo de Candidatos y en la lucha por el título. Es evidente que no puedo hablar de mis posibilidades ahora - son puramente hipotéticas -, pero en contraste con algunos jugadores que no se ponen ese objetivo, yo quiero hacer todo lo posible para convertirme en un jugador importante, y definitivamente quiero luchar por la corona.
 
Е.А.: Pero después de todo, a pesar de la gran cantidad de jugadores talentosos en los últimos 10 años, ¡el campeón del mundo sólo ha cambiado dos veces! Aún de pie en la "fila" por delante tuyo están Carlsen y Aronian, Radjabov y Grischuk, e incluso jugadores como Karjakin y Nakamura que todavía no han entrado en un Torneo de Candidatos. ¿Crees que tienes una oportunidad?
 
F.C.: Nadie está diciendo que va a ser fácil. En este momento hay un montón de jugadores talentosos en el mundo, y algunos tienen probabilidades ligeramente mayores de ganar el título, otros menos.

Mis posibilidades no parecen muy altas por ahora, pero en el futuro todo eso podría cambiar.


Todavía estoy creciendo como jugador y realmente espero luchar por el título de campeón.
Е.А.: ¿Has pensado en qué cualidades necesita un campeón del mundo?
 
FC: Hay muchas, pero probablemente sea todavía demasiado pronto para pensar en eso.
 
Е.А.: ¿Pero ya te sientes como un jugador de élite?
 
F. C.: ¿Qué puedo decir? He empezado a sentirme más cómodo en la compañía de estos jugadores. Me doy cuenta de que en una partida en particular tengo la oportunidad de vencer a cada uno de ellos, del mismo modo que puedo perder o empatar. No siento que se sientan en sus partidas contra mí "para recoger un punto". Se dan cuenta de que eso no será tan fácil de lograr.
 
Siento como si hubiera llegado a un nuevo nivel en el ajedrez... Pero me gustaría recalcar que eso no quiere decir que tengo que dejar de mejorar. ¡Es un trabajo sin fin!
 
Е.А.: Para no distraernos hasta el infinito, vamos a esbozar rápidamente una imagen de "Fabiano Caruana fuera del ajedrez". ¿Estás listo para revelar los secretos de tu vida privada?
 
FC: No tengo ningún secreto especial, pero vamos...
 
Е.А.: En primer lugar - tu comida favorita. ¿Probablemente la pizza, el spaghetti y risotto?
 
F.C.: Sí, me gusta la cocina italiana. También me gustan las ensaladas...
 
Е.А.: ¿El deporte favorito para ver en la TV?
 
F.C.: Me gusta ver baloncesto. En cuanto a jugar yo mismo, durante unos años jugué squash, y de vez en cuando puedo jugar uno o dos partidos.
 
Е.А.: No has dicho nada del fútbol. ¿No te interesa en absoluto?
 
F.C.: No es eso. Simplemente no es el deporte No.1 para mí.
 
Е.А.: ¿Qué haces en un día normal cuando no estás jugando en un torneo y no necesitas trabajar en tu ajedrez? En otras palabras - en tu tiempo libre.
 
F.C.: No puedo decir que tenga esos días muy a menudo. ¿Qué debo hacer? Nada especial. Puedo ver películas, escuchar música, me gustan diversos programas de televisión. Desde fuera puede parecer que soy muy serio, pero ese no es el caso: me encanta reír.
 
Е.А.: ¿Tienes un artista o algún estilo de música favorita?
 
F.C.: Un favorito - no. Me gusta el rock de los años 70s y 80s.
 
Е.А.: ¿Un director favorito, un actor?
 
FC: No tengo uno favorito, y veo películas más bien para relajarme. No recuerdo haber visto algo seriamente, aunque tenemos muy buenos directores de fotografía.
 
Е.А.: ¿Tienes muchos amigos?
 
F.C.: La mayoría de mis amigos viven en los EE.UU. En casa, en Suiza, no tengo tantos.
 
Е.А.: ¿Qué países te gustan aparte de Italia?
 
F.C.: Esa es una pregunta capciosa. He vivido mucho tiempo en Estados Unidos, y en realidad no conozco Italia tan bien, y en ese sentido tengo que hacer un trabajo serio...
 
Е.А.: Ok. ¿Y tienes algunas ciudades favoritas?
 
FC: He viajado mucho y hay muchos lugares que me gustan... Londres, por ejemplo. Amsterdam y Moscú me dejaron una muy buena impresión. Siempre me gusta viajar a Nueva York, donde pasé muchos años.
 
Е.А.: ¿Qué idiomas sabes aparte de italiano e inglés?
 
F.C.: El inglés es más que suficiente para mí. No he aprendido otros idiomas.
 
Е.А.: Y mi última pregunta es: ¿tienes un sueño en la vida?
 
FC: En este momento, todos mis sueños están relacionados con el ajedrez... Estoy pensando en cómo preservar y reforzar mi posición actual, y sueño con convertirme en Campeón del Mundo. En cuanto a la vida cotidiana, tengo un montón de planes. Quiero ser feliz y llevar alegría a mis amigos y familiares. Nada en particular me viene a la mente...

Texto: Evgeny Atarov
Fotos: Archivo de Fabiano Caruana.
articulo por : http://whychess.com/
Share on Google Plus

About Neudys Enmanuel López Mallén

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.